Nuevos tiempos para la profesión médica

Nuevos tiempos para la profesión médica

La medicina se concibió desde sus inicios históricos como una profesión liberal. Ese rasgo, que su origen hacía referencia a las disciplinas que eran practicadas por hombres libres, ha impregnado la forma en que se ha desarrollado el oficio de curar. Por eso siempre ha sido importante para el médico el cuidado de su propia imagen,  la necesidad de mantener actualizados los conocimientos,  la voluntad de mantener un comportamiento ético y humano, la obtención de la confianza de sus pacientes y todo ello sin descuidar la necesidad de gestionar adecuadamente su tiempo y los recursos que utiliza,  para que la vocación pudiera convertirse en una profesión y un medio de vida.

Aunque el modelo de medicina pública en nuestro país y en otros entornos ha mermado en parte ese perfil liberal del médico a través de la jerarquización y la laboralización, la medicina privada ha supuesto para muchos una vía de escape para mantener viva la llama del profesional desde su perspectiva más clásica. Por ello la complementariedad entre medicina pública y privada ha permitido a muchos excelentes profesionales desarrollarse y aportar valor y conocimiento con ilusión y proactividad, en muchos casos con un esfuerzo personal y dedicación extremos .

Con el desarrollo de los hospitales privados, la necesidad de dotarse de elementos de soporte y de realizar inversiones en tecnología y gestión surgieron las agrupaciones de médicos en forma de pequeñas sociedades que habitualmente respetaban la libertad del profesional en el ejercicio de la medicina. Esas sociedades, salvo contadas excepciones, adolecen aun de una gestión profesionalizada y suelen tener una dimensión pequeña en comparación con el resto de actores que juegan en el tablero de la sanidad privada.

Este escenario se ha agudizado en los últimos años con la concentración de fuerzas en el sector: entidades aseguradoras, grupos hospitalarios e incluso pacientes a través de plataformas de compra on-line o de directorios médicos, están agrupándose y alcanzando dimensiones que les permiten grandes inversiones en tecnologías, comunicación e infraestructuras. En un mundo en el que el mercado exige una gestión milimétrica de los recursos y en el que la confianza en las marcas y en la  red global de internet marca los procesos de decisión de las personas la figura del profesional liberal o incluso de las pequeñas sociedades comienza a requerir una reflexión dirigida al cambio.

Si el médico desea continuar teniendo el timón de la práctica de la medicina y de su propio trabajo debe conseguir que el enfermo o el cliente continúe reconociéndolo como eje fundamental del sistema y como principal garante de todo el proceso y de los recursos que intervienen. Para ello hay dos factores fundamentales a alcanzar: una gestión eficiente y una marca personal.

La gestión eficiente solo será posible desde organizaciones que desde la visión y propiedad de los profesionales incorporen las tecnologías de la información y la profesionalización de la gestión a su genética lo que requerirá de un aumento de la dimensión de las sociedades y de una cesión real de las labores de organización, comunicación y administración a profesionales especializados en ello.

La potenciación de la marca personal no es sino el intento de poner en valor al médico como persona frente a las marcas de hospitales, aseguradoras u otras instituciones intentando con ello que el paciente continúe buscando y escogiendo al médico que le atiende por su valía personal y profesional. Para ello la notoriedad en medios on-line y off-line y el uso de las redes profesionales resultaran esenciales.

Marca personal de los médicos y gestión profesional de las sociedades y equipos médicos son dos pilares sobre los que asentar el cambio necesario en la sanidad privada en los próximos años.

José Luis Martínez Meseguer, socio fundador de Vesalius

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>