Vista de águila o la Cuenta de resultados

Hasta la fecha hemos hecho un recorrido para asentar las bases de nuestra nueva sociedad, empezando por los primeros ítems que debemos tener en cuenta a la hora de plantearnos una sociedad médica de éxito, seguido del plan de negocio, que como ya dijimos será nuestro plan de ruta a los inicios del proyecto y nos permitirá tener una referencia del modelo en todo momento.

Una vez tenemos nuestro plan de negocio desarrollado, este debe concluirse con un documento resumen donde podremos modificar y aplicar todos los cambios que se vayan sucediendo a lo largo de la vida de la sociedad; hablamos de la Cuenta de resultados.

La Cuenta de resultados deberíamos representarla en una tabla de Excel que nos permita calcular, analizar e identificar de manera rápida los ingresos y los gastos que tiene nuestra sociedad. Para ello, debemos ordenar la información del siguiente modo:

  • Ingresos generados por la sociedad: pueden venir dados por la actividad asistencial que desarrollamos u otras actividades como la asistencia a congresos en calidad de ponente, colaboraciones, consultoría,…
  • Gastos: Debemos tener un poco más de cuidado con estos datos ya que suelen ser la parte menos controlada. Lo primero que nos vendrá a la mente son las nóminas de nuestros trabajadores, el alquiler y el material de uso diario, pero no debemos olvidarnos, por ejemplo, del material que ya tengamos – aquí introduciríamos el concepto de las amortizaciones. También deberíamos prever partidas complementarias para realizar acciones que nos ayuden a crecer de manera indirecta, como serían marketing, publicidad, nuevas contrataciones, reformas, partidas para sustituir material, formación de nuestro equipo y cualquier otra partida que corresponda a nuestro ámbito de actuación.

Estas solo son algunas de las partidas que debe incluir nuestra Cuenta de resultados.

Como habréis visto, no se trata de un ejercicio hecho a la ligera y, ante todo, hay que tener presente que la Cuenta de resultados no es algo estático, ya que aunque queramos controlar al máximo las eventualidades futuras no disponemos que una bola de cristal. Una buena Cuenta de resultados nos permitirá tener la información controlada en un solo vistazo.

El máster de Gestión y Planificación Sanitaria para Directivos de la Salud apuesta por la profesionalización

La Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) y su Fundación, con la colaboración de la Universidad Europea, que impartirá los contenidos del programa, han promovido la tercera edición del Máster Universitario de Gestión y Planificación Sanitaria, dirigido a los directivos con responsabilidad en el sector salud, tanto en el ámbito privado como público, y que en esta edición ha sido reconocido como título oficial por la ANECA.

Actualmente, el sector salud en nuestro país está sumido en una fase de transformación en la que se hace necesaria la colaboración entre instituciones, organismos y profesionales para ir definiendo un modelo de gestión innovador que favorezca al sistema. El máster, dirigido por Joaquín Estévez, presidente de SEDISA, Jesús Sanz Villorejo, director de la Clínica Universitaria Odontológica de la Universidad Europea y José Luís Martínez Meseguer, socio fundador de Vesalius, da respuesta a esta demanda apostando por un mayor grado de profesionalización.

En esta edición, el Máster contará con algunas novedades además del reconocimiento como título oficial; también se ha decidido apostar por un modelo semipresencial para facilitar que los directivos lo compaginen con sus responsabilidades asistenciales. Los contenidos del máster, agrupados en 10 módulos con una duración total de 500 horas lectivas distribuidas a lo largo de nueve meses, analizarán temas como la estructura del Sistema Nacional de Salud, el derecho y la ética empresarial, la dirección de empresas, el liderazgo y la planificación de recursos humanos, la calidad asistencial o los nuevos espacios de colboración entre industria y sector sanitario, entre otros.

5 consejos para tener un buen perfil de LinkedIn

En artículos anteriores hemos hablado sobre la importancia de estar en redes sociales y comentamos las bases de la estrategia digital. Ya conocéis la teoría, pero ¿cómo os va la práctica?

Queremos centrar este artículo a descubrir la red más importante a día de hoy a nivel profesional: LinkedIn, proporcionando 5 consejos que harán que tu perfil sobresalga del resto.

Con 7 millones de usuarios en España y más de 332 millones de usuarios mundiales (datos actualizados en junio de 2015), LinkedIn se considera la red por excelencia para crear contactos a nivel profesional.

 

5 consejos para sobresalir en LinkedIn

  1. Una imagen vale más que mil palabras. Es importante elegir una buena fotografía de perfil (recordad que se trata de una red profesional, no vale cualquier foto). Además de incorporar una imagen de portada que te identifique.
  2. Personaliza la URL del perfil. Cada perfil viene prestablecido con una URL compuesta por números (por ejemplo: https://es.linkedin.com/in/tu-nombre- 01a00680a9). Es importante personalizarla con tu nombre, ya que ésta es el medio por el cual te identifican los buscadores (Google, Bing, Ask,…) y tu signo de diferenciación frente a otros perfiles. (para más información consulta aquí )
  3. Optimiza el titular. Se puede poner 120 caracteres en el titular. Utilízalo de forma en la  tú buscarías a personas con tu perfil. Por ejemplo, si eres neumólogo especialista en fibrosis pulmonar, date a conocer, no hay que limitarse a un solo título, se creativo.
  4. Un solo idioma. Hay que ser ordenado, no mezcles idiomas. Si se quiere adaptar el perfil a diferentes idiomas, LinkedIn da la opción de duplicar dentro de un mismo perfil, la información en distintas lenguas. (Puedes consultar en  el centro de ayuda 
  5. Mientras más información mejor. LinkedIn da la opción de dar a conocer mediante 20 bloques de información tanto tu trayectoria, tus logros, aptitudes, ambiciones o las causas que más valoras. Utiliza estos bloques, cumpliméntalos y date a conocer.

¿Se te ocurre alguno más? ¡Compártelo!