¿Cómo generar valor en una sociedad de servicios médicos?

Tradicionalmente, la actividad de una sociedad de servicios médicos se ha basado en la actividad que realizaban los médicos y otros profesionales sanitarios.

Cuando creamos una sociedad y alcanzamos un cierto nivel de facturación nos encontramos ante el dilema de si las inversiones que hacemos en esa sociedad son realmente un activo o tan solo un vehículo para canalizar adecuadamente los honorarios médicos. Dicho de otro modo, ¿en algún momento podremos monetizar el valor de la sociedad? ¿Vale algo en el mercado una sociedad de médicos? La respuesta es que, en la mayoría de los casos, no vale nada ya que nadie en el mercado estará dispuesto a pagarnos por ello. El motivo de esa falta de valor es que casi siempre el motor de la facturación son los propios profesionales y si se ausentaran la empresa dejaría de tener actividad.

De toda esta reflexión surge la pregunta: ¿podemos hacer algo para que nuestra iniciativa empresarial como sociedad de servicios médicos tenga algún valor en el mercado? Y la respuesta es que sí, siempre que tengamos en cuenta este decálogo de pasos para conseguir que las sociedades médicas adquieran valor como empresas:

  1. Crear marca de sociedad. Debemos conseguir que los pacientes se sientan atraídos y confiados por una marca más allá del profesional que hay detrás. Cuando hablamos, por ejemplo, de la Clínica Mayo, todos damos por supuesto que la calidad y servicio que recibiremos serán excelentes más allá del profesional que nos atienda.
  2. Desarrollar un modelo replicable: Hay que definir un modelo organizativo y de procesos que permita que la actividad pueda crecer en el mismo centro o en otras ubicaciones con un esquema claro que no depende de la presencia del líder – lo que Mintzberg denominaba las burocracias profesionales. Eso da confianza en que el negocio no depende de una persona sino de un modelo.
  3. Tener una presencia multicéntrica: Debemos procurar que nuestra sociedad tenga una presencia dispersa en varias ubicaciones de modo que el riesgo de negocio no se concentre.
  4. Obtener una facturación que no pase por la actividad del médico: Hay que conseguir que una parte relevante de nuestra facturación no este generada por actos médicos. La actividad médica o de otros profesionales de salud no es fácil de escalar. Debemos buscar otros servicios o productos periféricos que puedan crecer con mayor facilidad y donde el proceso productivo sea más controlable.
  5. Alcanzar un % significativo de actividad privada: no hay una cifra estándar ya que depende de la especialidad y la geografía, pero debemos tener un % de paciente privados no financiados por seguro de salud superior a la media, ya que eso comportara mayor rentabilidad y un claro signo de que nuestros servicios son atractivos en el mercado.
  6. Poseer contratos a largo plazo: si tenemos contratos de colaboración con hospitales, entidades de seguro, partners industriales u otras instituciones debemos procurar que sean al mayor plazo posible ya que eso dará estabilidad a nuestro negocio, especialmente si esos contratos comportan ingresos recurrentes.
  7. Crear una cultura organizacional: debemos tener siempre presente que el núcleo de nuestro negocio son los servicios y que por tanto la calidad y satisfacción que finalmente ofrecemos depende de cada uno de nuestros profesionales. Su implicación y participación es un claro elemento de valor.
  8. Obtener un posicionamiento diferenciado: En el mercado de salud, como en otros mercados, cada vez resulta más difícil diferenciarse. Encontrar un posicionamiento por marca, servicio, ubicación, acceso….o por otros atributos es básico para influir en la decisión de los clientes.
  9. Crear elementos tangibles de valor: El talento suele estar en las personas, pero es difícil de transmitir y por eso no tiene un valor de mercado. Debemos procurar que nuestra sociedad tenga elementos materiales de valor como sistemas de información, elementos de comunicación, marca, bases de datos de clientes,…
  10. Y… saber explicarlo: Aunque tengamos una sociedad que cumpla con todas estas condiciones debemos de saber transmitirlos a aquellos agentes que puedan estar interesados para despertar su interés y confianza. El argumentario de puesta en escena de nuestra sociedad debe seguir el guión de los puntos que hemos remarcado en este decálogo.

Enric Cáceres, primer presidente español de la EFORT

El Profesor Dr. Enric Cáceres Palou, experto mundial en patología del raquis y referente español en cirugía de tumores de columna, ha sido nombrado nuevo presidente de la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Ortopedia y Traumatología (EFORT) durante su congreso anual de 2015, celebrado en Praga del 27 al 29 de Mayo. Dos años después de ser elegido Vicepresidente Primero y haber desempeñado los tres últimos años la dirección del Comité Científico, el doctor Cáceres comienza una nueva etapa como presidente de la Federación, que actualmente reúne a 45 sociedades nacionales de 42 países miembros, así como a nueve miembros científicos asociados .

Especialista de proyección internacional en cirugía ortopédica, traumatología y medicina del deporte, el Dr. Cáceres compagina su actividad clínica como Jefe de Servicio y responsable de la  Unidad de Patología de Raquis y de Cirugía Traumatológica de la Columna Vertebral de ICATME (Quirón Dexeus, Barcelona) con la enseñanza en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Barcelona (Catedrático de COT de la UAB). Como investigador, ha publicado más de 150 artículos en revistas nacionales e internacionales, acumulando un factor de impacto de 142,32 (2013). Paralelamente, también forma parte del equipo médico de MotoGP™, una unidad de intervención inmediata preparada para intervenir en casos de accidentes graves o muy graves en alguna de las 18 carreras del Campeonato del Mundo de MotoGP. El doctor Cáceres será el primer presidente español en la historia de EFORT.

EFORT es una organización sin ánimo de lucro que reúne a asociaciones ortopédicas nacionales de Europa. Su objetivo es trabajar en beneficio de la comunidad europea de profesionales en traumatología y ortopedia para restaurar la movilidad segura, la salud musculoesquelética y la calidad de vida. Con este fin, la organización pone especial énfasis en actividades centradas en la educación y la investigación, como su Congreso Anual. En esta edición, el congreso se ha centrado en las infecciones en traumatología y cirugía ortopédica, la concienciación acerca de su importancia, su prevención y sus algoritmos de diagnóstico y  tratamiento.

Lluís Puig Verdié, nuevo presidente de la Sociedad Catalana de Cirugía Ortopédica y Traumatología

El Dr. Lluís Puig Verdié, Jefe de Sección de Patología Séptica del Aparato Locomotor y Traumáticos en Servicio de COT del Hospital del Mar (Parc de Salut Mar) y Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología en Quirón Barcelona,  es el nuevo presidente de la Sociedad Catalana de Cirugía Ortopédica y Traumatología (SCCOT). Dos años después de su elección como vicepresidente, el doctor accedió de forma oficial a la presidencia – de acuerdo con los estatutos de la SCCOT – durante la celebración del XXVIII Congreso de la Sociedad Catalana de Cirugía Ortopédica y Traumatología celebrado en Sant Fruitós de Bages, Barcelona.

El Dr. Lluís Puig Verdié  ha mantenido una posición notoria tanto en el ámbito asistencial como en el de investigación – como investigador adscrito al grupo de Investigación de Patología Infecciosa y Antibioterapia del Institut Hospital del Mar d’Investigacions Mèdiques (IMIM) – así como en el de la docencia – es profesor asociado de Cirugía Ortopédica y Traumatología en la Facultad de Medina de la  UAB. Sin duda un perfil idóneo para desempeñar la presidencia de la SCCOT y seguir contribuyendo al fomento y desarrollo de la especialidad, promoviendo su enseñanza, su actividad docente e investigadora.